11 compras que repetiría si volviera al pasado  ⏪🏎️

11 compras que repetiría si volviera al pasado ⏪🏎️

Objetivo de una vida minimalista: acabar con los trastos

Desde que empecé a ser minimalista, busco hacerme la vida más fácil. Cuando llegan épocas de alto consumo (Black Friday, Navidad, rebajas) procuro hacerme preguntas para no dejarme llevar el consumismo y asegurarme de que el objeto suma a lo que considero importante en mi vida.

En el post Minimalismo en Black Friday: 7 pasos para una compra consciente te cuento qué acciones tomo antes, durante y después de comprar. Ahora te voy a contar 2 principios básicos para afinar el tiro y no dispersarme dejándome llevar por la oferta.

«Cuando tú compras, no compras con dinero, compras con el tiempo de tu vida que tuviste que gastar para ganar ese dinero»

José Mújica

Solemos decir «no quiero más trastos». Yo a veces lo hago pensando únicamente en que ocupa espacio.

Según la RAE: Un trasto es una cosa inútil, vieja, estropeada o que estorba.

Más bien debería decir: no quiero más trastos sino objetos que me aporten (tiempo, salud, orden, etc, y en consecuencia bienestar) empezando a aplicar el «menos es más»: menos trastos, menos gasto, más espacio, más bienestar.

Te voy a contar qué objetos volvería a comprar sin dudarlo, explicándote qué valor me aportan.

El fin de este post no es decirte que tu vida será mejor con ellos y tienes que comprarlos, sino mostrarte con algunos ejemplos cómo aplico el minimalismo. Ojalá te ayuden a identificar y potenciar tus prioridades.

Principios básicos para ser minimalista

  1. Identifica lo inmaterial importante en tu vida.
  2. Al comprar, escoge objetos enfocados a satisfacerlo.

AHORRO DE TIEMPO

Con un niño no es un secreto que el tiempo disminuye, así que necesitamos aliados en el día a día.

Robot aspirador

Odio pasar la aspiradora, me da muchísima pereza. Así que esta compra es el sustituto perfecto: ocupa menos y aspira y friega solo! Pero ojo: hay que acordarse de ponerlo o se convertirá en un trasto.

Una vez está en marcha, asegúrate de despejar bien la casa para que la limpieza sea decente. Es una maravilla dejarlo limpiando cuando sales de casa y volver y ver el suelo como nuevo.

A mi hijo le encanta desde bebé, es como si fuera su mascota (hasta le regaña!). Aunque puede parecer un artículo caro, merece totalmente la pena. Y si no siempre puedes aprovechar Black Friday o Rebajas.

Batidora con accesorios

Tenía la típica batidora y la rompí intentando hacer crema de avellanas. Encontré esta opción con un montón de accesorios y no hay uno que no utilice.

Comprarla ha reducido considerablemente los tiempos al cocinar, porque no tengo que estar picando a manita las verduras y me ahorro una pasta en cremas de frutos secos saludables.

AHORRO DE ESPACIO

Árbol de navidad de fieltro

No es tan molón como uno de pie, pero cumple totalmente su función decorativa y no ocupa espacio porque puedes pegarlo o colgarlo en la pared.

Ventaja si tienes hijos pequeños: te evita que lo tiren y pueden decorarlo más fácilmente

Si te gustan las manualidades, puedes hacerlo tú mismo.

Bolsas de almacenamiento al vacío

Tenía las bolsas de vacío de Ikea pero acababan reinflándose.

Esta marca promete reemplazo de por vida si alguna se reinfla. Y así es: a mí incluso me enviaron más de las que pedí.

Tienen un servicio de atención al cliente excelente, muy rápido.

SALUD

Masajeador eléctrico

Gracias a este masajeador he logrado espaciar mis visitas al fisioterapeuta, sin descuidar mi salud. No lo sustituye, pero si no te puedes permitir varias visitas mensuales es un objeto clave.

Tiene 3 velocidades y emite calor. Te lo puedes colocar en el cuello, la espalda, pero también vale para los brazos o las piernas. Yo lo uso todas las semanas, me encanta!

Lo he comprado 2 veces y su utilidad ha sido certificada por una madre exigente y reticente (lo consideraba un trasto).

Silla de oficina

Especialmente si teletrabajas, una buena silla es imprescindible para evitar dolores de espaldas y brazos. Trabajar en una silla cualquiera te hará polvo, así que si pasas muchas horas sentado delante del ordenador y no tienes una silla decente de oficina, ya estás tardando.

Ratón ergonómico inalámbrico

Por recomendación del fisioterapeuta compré este ratón que me alivió muchísimo el dolor de brazos y muñecas.

Puede ser un poco raro al principio pero enseguida te acostumbras y merece la pena.

También tienes esta opción de ratón ergonómico con cable.

ORGANIZACIÓN

Pizarra magnética de nevera

Esta pizarra magnética se puede utilizar como agenda o para organizar el menú semanal.

Después de probar varias aplicaciones, vi que eran un aliciente para las distracciones: al coger el teléfono para apuntar, acababa mirando otra cosa.

De este modo, apunto y sigo con lo mío.

Medio ambiente

Bolsas de alimentos ecológicas reutilizables

Compré estas bolsas reutilizables para reducir el consumo de plástico.

Son perfectas para guardar comida para llevar y también para guardar frutas y verduras en la nevera, o incluso hay gente que las utiliza para guardar una comida preparada.

Orden y limpieza con niños

Parque infantil

Pensé que sería un trasto pero mi suegra me convenció y fue una buena compra.

Él estaba en una zona segura jugando y nosotros podíamos hacer cosas.

Cuando el niño no estaba dentro, era una caja gigante donde guardar los juguetes para evitar que estuvieran estorbando por la casa.

Aspiradora de mano sin cable

Mi hijo estaba obsesionado con pasar la aspiradora normal cuando nos veía sacarla. Aunque le dejábamos usarla, imagínate lo que nos podíamos eternizar en la limpieza.

Me planteé comprar una aspiradora de juguete pero se me ocurrió que esta sería mucho más útil. Y fue todo un acierto.

Con filtro lavable, la batería dura una media hora, tiempo más que suficiente para limpiar donde el robot aspirador no llega o recoger rápidamente unas migas del suelo o limpiar el sofá en un plis plás.

Vivir en el minimalismo no es nada fácil

No voy a negar que tengo trastos (más de los que me gustaría) y aún tengo un largo camino para estar cerca de tener un estilo de vida realmente minimalista.

Cuando vives solo, ser minimalista es más fácil. Pero la cosa se complica de manera proporcional al número de personas que vivan en la casa, sobre todo si no están en la misma onda.

Me resulta complicado deshacerme de objetos que están en buen estado pero que ya no utilizo, y no me gusta tirarlos sin más. Preferiría venderlos o regalarlos, que alguien los aproveche, y no generar basura a lo tonto. ¿Al final qué pasa? La basura se queda en mi casa…

Cuando me terminé el libro de Lucía Terol, me vine arriba con el minimalismo y me dio la fiebre del deshacerme de todo lo que pillaba. Buscaba dar a los objetos una segunda oportunidad, así que empecé a preguntar en grupos de whatsapp y en el trabajo si alguien quería algo de lo que yo ofrecía.

Además llegaron un par de familias con bebés al edificio y, aunque aún no nos conocíamos apenas, decidí preguntarles si algo de lo que tenía de mi hijo les era útil. Les pillé justo cuando las necesitaban así que ¡feliz de regalarlas!

Ejercicio minimalista: menos es más

Te propongo un ejercicio sencillo de minimalismo.

Busca un par de objetos que no necesites y encuentra a quién regalarlos. Ojo, no encasquetarlos! Te garantizo buenas sensaciones.

Porque los regalos, aunque a veces sean de segunda mano, si están bien enfocados crean una gran emoción. En este post te comparto una guía para encontrar o crear el regalo perfecto y te doy algunas ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.